Este fin de semana se estrena por fin la película «El Bosque de Haquivaqui». Un regalo de trabajo en el que pude participar doblando al ratón Claus. Lo complicado del asunto es que era una película musical con muchas canciones, pero que no supuso ningún problema gracias al fantástico trabajo de ajuste realizado por el director de doblaje de la película, Álvaro Sánchez.

A mí personalmente esta película me enamoro. Es un gran trabajo en Stop Motion, pero no fue eso lo que me engancho, sino el fantástico acompañamiento musical durante toda la película. Y no me refiero a las canciones (que no les quito mérito) sino a toda la banda sonora (efectos incluidos) que acompaña de manera magistral a nuestros protagonistas del bosque.